domingo, 1 de mayo de 2011

Changeons la vie

Aunque alguno no se haya dado cuenta al caer en domingo y no tener el festivo de rigor, hoy, día 1 de mayo, se celebra el Día Internacional del Trabajo. En estos tiempos de crisis y 5 millones de parados, conviene abstraerse de lo que todos los años nos cuentan los sindicatos mayoritarios en esas manifestaciones y discursos llenos de hipocresía, y recordar el origen de una fiesta como esta.

El Primero de mayo de 1886, en la ciudad estadounidense de Chicago, un grupo de trabajadores inició una serie de protestas en reivindicación de la jornada laboral de 8 horas. Estas protestas derivaron, 3 días después, en la llamada Revuelta de Haymarket. Como resultado de los incidentes entonces sucedidos, 8 trabajadores anarquistas fueron detenidos, siendo 5 condendados a muerte y 3 encarcelados después de un proceso que, según algunas fuentes, no contó con todas las garantías que eran de esperar. A estos trabajadores se les conoce como los Mártires de Chicago.

Curiosamente, los Estados Unidos es uno de los tres países del mundo que no celebra el Día Internacional del Trabajo. En su lugar se celebra, desde 1882, el Labor Day cada primer lunes del mes de septiembre.

Ya para terminar, os dejo una canción muy aplicable al día que hoy se celebra. Se trata de "Changer la vie", himno en los años 70 del Partido Socialista Francés, y cuya letra recoge muy bien lo que debería ser cuaqluier partido político que realmente tenga por objetivo defender los intereses de los trabajadores. Desgraciadamente, la dirección del partido estimó que la letra era demasiado revolucionaria y este himno apenas duró 4 o 5 años...




Les voix des femmes, et les voix des hommes
Ont dû se taire beaucoup trop longtemps
Ne croyons plus aux lendemains qui chantent
Changeons la vie ici et maintenant
C'est aujourd'hui que l'avenir s'invente
Changeons la vie ici et maintenant

Prendre la parole
Décider nous-mêmes
Libérer nos vies des chaînes de l'argent
Écrire notre histoire à la première personne
Être enfin des hommes et non des instruments

France socialiste puisque tu existes
Tout devient possible ici et maintenant

Ne versons plus au nom de leur puissance
Notre sueur, nos larmes, notre sang
Les travailleurs travaillent pour la France
Pas au profit de quelques possédants
Pour partager les fruits de l'abondance
Changeons la vie ici et maintenant

Prendre la parole
Décider nous mêmes
Libérer nos vies des chaînes de l'argent
Faire du bonheur notre monnaie courante
Maîtriser la science et dominer le temps

France socialiste puisque tu existes
Tout devient possible ici et maintenant

Il nous faudra reprendre en main nos villes
Qui ne sont plus que des ghettos géants
Où le printemps n'a plus le droit d'asile
Où meurent les vieux, les arbres, les enfants
C'est dans nos propres murs qu'on nous exile
Changeons la vie ici et maintenant

Prendre la parole
Décider nous-mêmes
Libérer nos vies des fleuves de ciment
pour ne plus mourir de l'air que l'on respire
Et pour pouvoir vieillir auprès de nos enfants

France socialiste puisque tu existes
Tout devient possible ici et maintenant

Un siècle meurt, un millénaire commence
Plus de prisons, de cages et de camps
Tendons la rose rouge de l'espérance
Aux opprimés de tous les continents
L'histoire est là qui nous offre une chance
Changeons la vie ici et maintenant

Libérer la femme
Libérer l'école
Donner la parole aux frères émigrants
Ecrire notre histoire à la première personne
Être enfin des hommes et non des instruments

France socialiste puisque tu existes
Tout devient possible ici et maintenant.

En castellano:

La voz de las mujeres, y la voz de los hombres
han tenido que estar calladas durante demasiado tiempo.
No creemos nada más que en el manaña al que cantan.
Cambiemos la vida aquí y ahora.
Es hoy cuando el futuro se inventa.
Cambiemos la vida aquí y ahora.

Tomar la palabra,
decidir por nosotros mismos,
liberar nuestras vidas de las cadenas del dinero,
escribir nuestra historia en primera persona,
ser por fin hombres y no instrumentos.

Francia socialista, puesto que tú existes,
todo se volverá posible aquí y ahora.

No derramamos nada más que en nombre de su fuerza,
nuestro sudor, nuestras lágrimas, nuestra sangre.
Los trabajadores trabajar por Francia,
y no en beneficio de algunos propietarios.
Para compartir los frutos de la abundancia,
cambiemos la vida aquí y ahora.

Tomar la palabra,
decidir por nosotros mismos,
liberar nuestras vidas de las cadenas del dinero.
Hacer de la bondad nuestra moneda de curso legal.
Controlar la ciencia y dominar el tiempo.

Francia socialista, puesto que tú existes,
todo se volverá posible aquí y ahora.

Tendremos que recuperar el control de nuestras ciudades,
que no son más que guetos gigantes,
donde la primavera ya no tiene derecho de asilo,
donde mueren los viejos, los árboles, los niños.
Es dentro de nuestros propios muros donde estamos exiliados.
Cambiemos la vida aquí y ahora.

Tomar la palabra,
decidir por nosotros mismos,
liberar nuestras vidas de los ríos de cemento
para no morir del aire que respiramos
y para poder envejecer junto a nuestros hijos.

Francia socialista, puesto que tú existes,
todo se volverá posible aquí y ahora.

Un siglo muerto, un milenio comienza.
Basta de prisiones, de jaulas y de campos.
Tendamos la rosa roja de la esperanza
a los oprimidos de todos los continentes.
La historia está ahí y nos ofrece una oportunidad.
Cambiemos la vida aquí y ahora.

Liberar a la mujer,
liberar la escuela,
dar la palabra a los hermanos emigrantes,
escribir nuestra historia en primera persona,
ser por fin hombres y no instrumentos.

Francia socialista, puesto que tú existes,
todo se volverá posible aquí y ahora.

No hay comentarios: