miércoles, 30 de junio de 2010

El (nuevo) IVA hecho fácil

A partir de mañana, 1 de julio, todos los bienes y servicios que hasta ahora estaban gravados con un 16% de IVA pasan a estarlo con un 18%. El IVA (Impuesto sobre el Valor Añadido) fue una de las muchas exigencias que España tuvo que cumplir cuando entró en la entonces Comunidad Económica Europea.

En 1986, momento de su implantación, La Trinca comentaba lo que iba a sufrir el personal (y sobre todo los comerciantes, que si alguno no lo sabe cobran el IVA en sus productos, pero a final de mes deben devolverlo religiosamente al estado a través de un papeleo infernal). A continuación la versión en castellano (la original, evidentemente, está en català:

miércoles, 16 de junio de 2010

Money for nothing

Después de lo visto esta tarde en el primer partido de España en el Mundial de Fútbol de Sudáfrica he llegado a la conclusión de que acabamos de agotar el único crédito que le quedaba al país, el futbolístico.

Lo peor de todo es que el símil económico no termina ahí, ya de que de la misma manera que hace un par de años la Selección se proclamó campeona de Europa en Viena, hace algunos años más el Gobierno de Aznar se las prometía muy felices por conseguir que la economía española cumpliese los criterios de convergencia exigidos por el Tratado de Maastricht para entrar en la Unión Económica y Monetaria, o sea, en el euro. Ya sabemos en qué se basó ese crecimiento (falso crecimiento, diría yo, aunque bueno, mal de muchos...)

Sirva de muestra (aunque con gran sarcasmo, eso sí...) esta canción presentada al concurso de Antena 3 "La Parodia Nacional" (hasta el minuto 3:10, entrevistas en la calle):

jueves, 3 de junio de 2010

Leyendas en el aire

Al gran Kareem Abdul-Jabbar (jugador de Milwaukee y Lakers, máximo anotador en la historia de la NBA, 6 veces campeón...) le han concedido el premio Marca Leyenda. Leer una cosa llevó a la otra, y al final recordé esto...

martes, 1 de junio de 2010

Alonso, Leyva, Quinn...

Aprovechando uno de los mínimos momento de asueto que el apretado calendario de prácticas y exámenes de junio me concede, me gustaría hablar de una época en la que TVE, pese a ser ya uno de los mayores depredadores de las arcas públicas, seguía gastando millones y millones de las antiguas pesetas en programas de entretenimiento con grandes despliegues tanto en plató como en exteriores. Eso sí, en aquella época el dinero que costaban nos daba igual, lo que realmente interesaba era ver pringarse o ducharse al invitado de turno o las galletas que se metía el personal.

Un ejemplo de ello eran programas como
¿Qué apostamos?, donde se ponían a disposición del primer loco al que se le ocurriese una apuesta mínimamente ingeniosa todos los recursos que hiciesen falta. Desarrollar algunas de las apuestas en plató no era especialmente costoso (muchas veces con una pantalla y unas pocas cartulinas bastaba...) Sin embargo, aquellas espectaculares apuestas en exteriores "genialmente" presentadas entre otros por Patxi Alonso (ahora hace de vasco loco en Minuto y Resultado en LaSexta junto a Antonio Maceda y Gica Craioveanu, no sé si a eso se le puede llamar ascenso...) ya eran otra historia. Algún día dedicaré un post al omnipresente dueto en la tele de los 90 que era Ramón García y el genial Maestro Leyva (sí, el pingüino azul que aparece a la izquierda, no disimuléis que sabéis de sobra quién es...):


Sin embargo, el programa de programas dentro de este estilo era La Noche de Los Castillos, toda una superproducción que no tenía nada que envidiar a cualquier invento de las grandes productoras norteamericanas (seguramente alguna andaba de por medio...).

Como yo seguro que me dejaría algún detalle atrás, ahí va tanto para los que ya lo conocíais (tema de conversación en numerosas sobremesas y salidas a no-fumar...) como para los que no, el vídeo de presentación del primer programa, con el actor Luis Fernando Alvés como maestro de ceremonias...


Y de regalo, uno de los momentazos del concurso, la intervención de la cara de Anthony Quinn (digo la cara porque la voz está doblada...) como Rey del castillo: