miércoles, 10 de febrero de 2010

¡Felicidades!

Hoy era el gran día. 3 grandes proyectos que marcan el comienzo de la carrera profesional de 3 grandes compañeros (y por supuesto amigos, si se permite la confianza... xD) de facultad. 3 grandes proyectos, con sus respectivas defensas, que rozan la perfección y a la vez producen en mí sensaciones encontradas.

Por una parte y sobre todo, gran alegría al ver que al final todo les ha salido rodado después de meses de durísimo trabajo; pero por otra, también un poco de insatisfacción, incluso envidia (siempre sana, eso sí) porque han hecho a un servidor volver a la dura realidad del estudiante, a recordar que por mucho Ingeniero Técnico que uno sea aún queda mucho trabajo por delante y el listón ha quedado a una altura prácticamente inalcanzable. Pero bueno, aunque ahora mismo no me falten ganas de coger mi humilde memoria de 85 páginas y tirarla a la basura, no es tiempo de ponerse pesimista. Simplemente habrá que tomarlos como base de una utopía proyectiva, que diría cierto archiconocido profesor de la Facultad, para intentar aunque sea rozar con los dedos semejante nivel de dedicación y trabajo cuando llegue el momento.

Nada más por mi parte, ahora toca volver a la cruda realidad del trabajo diario, al conformismo del 5.0, a las prácticas que no salen y a las que están sin hacer, a los exámenes que faltan por estudiar... Así que lo dicho, de nuevo muchas felicidades a los 3, y a descansar, que lo tenéis merecido.

2 comentarios:

Diego dijo...

Joder, pareces mi abuela! Gracias por la parte que me toca, y ánimo que por ahí ya hemos pasado los 3 y antes de que llegues a mi edad tendrás un título bajo el brazo. Y con un proyecto bastante interesante, ya verás.

Pepiño dijo...

Moñas!
Menos autoflagelarse que no vas precisamente mal.
Cuando te vuelvan a poner otra matrícula en el proyecto nosotros si que te vamos a correr a gorrazos.
Dicho sea todo esto sin ningún tipo de malicia