martes, 27 de octubre de 2009

Electrónica plástica y robots bípedos

El portal sobre tecnología DigitalBeat se hace eco de los últimos avances de la multinacional Xerox en el desarrollo de circuitos electrónicos sobre materiales plásticos en lugar de sobre obleas de silicio. A continuación la traducción libre del artículo original de Dean Takahashi.

Los investigadores de Xerox han inventado un tipo de tinta que puede conducir la electricidad, lo que permite usarla para imprimir circuitos electrónicos sobre plásticos, celuloide o textiles. Esto implica que en los próximos años podremos llevar puesta nuestra propia electrónica. Incluso será posible imprimir nuestros propios gadgets en láminas de plástico, exactamente igual que si se imprimiera un documento.

Los chips de obleas de silicio pueden resultar demasiado caros o pesados para su utilización en aparatos extremadamente ligeros. El equipo de Xerox ha resuelto este problema usando materiales más livianos, planteando su venta a otras empresas para que estas comiencen a fabricar "electrónica de vestir".

Usando plástico es posible extender una lámina y depositar sobre ella capa a capa la circuitería electrónica. En este proceso ayuda el tener tinta conductora. Esto es, hace falta algo que contenga metal pero que se pueda imprimir o pulverizar. El equipo de Xerox ha creado lo que han dado en llamar Silver Bullet ("bala de plata"), una tinta basada en plata cuyo punto de fusión se sitúa en los 140 grados centígrados.

Normalmente, los metales se funden por encima de 1.000 grados, mientras que el plástico lo hace a unos 150. Por este motivo solamente se puede imprimir sobre el plástico con una tinta que no se funda a temperaturas superiores para evitar que se funda el plástico, tal y como afirma Paul Smith, director de laboratorio en el Centro de Investigación de Xerox en Toronto (Canadá).

"Esto abre un mundo nuevo para la electrónica”, dice Angele Boyd, analista de la consultora IDC. “Con la electrónica imprimible, el futuro de la misma se extiende a los plásticos y los tejidos. La tecnología de Xerox abre todo un campo de oportunidades tanto para aplicaciones tradicionales de bajo coste como para nuevas aplicaciones en estos soportes”.

Entre dichas aplicaciones se encuentran libros electrónicos de plástico como el que está desarrollando Plastic Logic, tan flexible como para poder doblarlo sin miedo a que se dañe, además de ser muy ligero. Los circuitos plásticos podrían utilizarse así mismo para tejer un ordenador sobre la ropa o fabricar envases inteligentes para medicamentos con los que se pueda comprobar si han sido alterados durante el transporte.

Los científicos llevan mucho tiempo soñando con algo en lo que Xerox ha estado investigando desde 2001. Por ejemplo, Hewlett-Packard estuvo trabajando en la electrónica plástica durante una década. Desde Xerox se afirma que ahora es posible fabricar de forma económica y ligera los componentes necesarios para imprimir circuitos en plástico: elementos semiconductores, conductores y dieléctricos.

Las plantas de fabricación para este tipo de chips plásticos resultarían muy interesantes. Los circuitos podrían imprimirse usando impresoras similares a las convencionales, igual que un documento, sin necesidad de salas estériles como sucede en las actuales fábricas de chips. Xerox cuenta ahora mismo con varias muestras de prueba y se encuentra en conversaciones con los diferentes fabricantes acerca del uso que se puede dar a esta nueva electrónica.

Además de las aplicaciones ya mencionadas, desde Xerox comentan que los circuitos plásticos impresos podrían utilizarse en sistemas RFID de bajo coste, señales luminosas flexibles, células solares e incluso en nuevas creaciones textiles.

Ya cambiando de tema, y para seguir con las novedades, adjunto un vídeo del prototipo de "Pet Man", un robot bípedo desarrollado por la gente de BostonDynamics, también creadores del siniestro pero sorprendente Big Dog.

No hay comentarios: