jueves, 30 de abril de 2009

D'Ocon Films

Como ya tenía la entrada más o menos preparada, aprovecho estos minutos libres que tengo antes de comer para ultimar algunos detalles y publicar la primera entrega de la retrospectiva (joder, qué gafapasta suena eso...) sobre las series de ¿nuestra? infancia (al menos de la mía, sí).

Entre finales de los 80 y la primera mitad de la década de los 90 una productora catalana dominó el entonces bullicioso mercado de la animación nacional. Hablo de D'Ocon Films, factoría de la que surgieron algunas de las series que marcaron la infancia de quienes nacimos alrededor del ecuador de la década de los 80.

Evidentemente, empezamos por el buque insignia de la compañía. Producida a finales de los 80 y emitida en Televisión Española entre 1990 y 1993, Los Fruittis contaba la historia de una aldea situada al pie de un volcán, habitada por frutas, frutos secos, vegetales, legumbres y plantas. Esta comunidad vivía tranquila hasta que el volcán entró en erupción, obligando a sus protagonistas Mochilo, Gazpacho y Pincho a buscar un nuevo lugar donde asentarse. Por el camino se encontrarían a Kumba, una niña de la isla, y se verían atacados por animales u otros personajes de su misma especie.


La siguiente serie se estrenó en 1992, también en Televisión Española. Se trata de Delfy y sus amigos, protagonizada por una comunidad de criaturas marinas (con el delfín Delfy a la cabeza) que intentaba por todos los medios impedir al malvado Capitán Vinagre y a su ayudante el canguro Boing que dañasen su hábitat, el océano.


Las dos últimas series ya son un poco más modernas, y quizá a algunos de los que leáis esto ya os habrían cogido un poco creciditos. De todas formas, seguro que al menos os sonarán.

En primer lugar tenemos Basket Fever, una serie protagonizada por el saltamontes Hooper y sus amigos del equipo de baloncesto los Dinamics, patrocinada por la ACB y la FEB como medio de promoción del deporte de la canasta.


Y a continuación Detective Bogey, protagonizada por un gusano con sombrero dedicado a resolver casos en una ciudad llena de insectos y otros bichos... La verdad es que dicho así suena fatal, pero algunos de los casos que resolvía eran cuanto menos curiosos.

1 comentario:

rocio dijo...

DIOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOS,cuando era peque AMABA A MUERTE ESTA PRODUCTORA.Me encantaban sus dibus.¿Cual es tu prefe?