lunes, 9 de febrero de 2009

Linux 2000 V: Red Hat Linux 6.1

Una de las distribuciones más veteranas de esta recopilación, Red Hat se ganó una reputación gracias a su solidez tanto en entornos de escritorio como en servidores. Además la compañía creó el popular formato de paquetes RPM, ocupando una posición de privilegio en un mercado cada vez más competitivo. Al igual que muchos otros, se mudaron a la instalación gráfica con Anaconda, si bien aún se podía realizar el proceso en modo texto.

Pese a no ser tan vistoso como otros, el instalador gráfico de Red Hat era limpio, rápido y presentaba textos de ayuda bastante útiles en un extremo de la pantalla. Detectaba sin problemas ratón y gráfica, y con la ayuda de Disk Druid el particionado resultaba bastante sencillo. Ofrecía distintas "clases" de instalación, desde una típica estación de trabajo con GNOME o KDE a un servidor, además de una opción de personalización para usuarios más avanzados. El instalador también creaba una cuenta normal de usuario, esencial para un sistema seguro y fiable.

Red Hat respaldó de forma significativa el desarrollo de GNOME, que sigue como entorno de escritorio por defecto para esta distribución. Puesto que el debate GNOME contra KDE tenía para rato, resultaba una buena elección y el número de programas y utilidades proporcionadas conformaban un escritorio rico y muy usable. Los iconos de las unidades de CD y disquete estaban preparados para su uso directo, mientras que el navegador de ayuda de GNOME ofrecía enalces a la guía de principiantes de Red Hat. Asimismo el CD incluía gestores de ventanas alternativos tales como FVWM, Window Maker o AfterStep. También se suministraba un buen surtido de aplicaciones típicas, incluyendo herramientas para desarrollo, servidores (Apache y Samba) e Internet como Netscape, Pine o Lynx.

Para tareas comunes de administración del sistema, Red Hat usaba el programa Linuxconf, potente pero que necesitaba de cierta experiencia y comprensión de algunos conceptos generales de Linux. Kudzu, iniciado al arrancar, comprobaba si había nuevo hardware e intentaba configurarlo. Además, la nueva utilidad RP3 para crear conexiones de acceso telefónico a Internet simplificaba un proceso hasta el momento complicado. Todo esto, junto con otras pequeñas utilidades como printtool o sndconfig, hacían de Red Hat un sistema muy manejable y de configuración rápida.

Sin embargo, pese a que nosotros no experimentamos problema alguno, los informes de otros usuarios acerca de errores o bloqueos del instalador asi como complicaciones con la actualización. En general y pese a todo, Red Hat Linux es una potente y flexible distribución con excelente documentación y una colección de programas de configuración muy útil.

Valoración de la distribución
  • Facilidad de uso: 4/5
  • Documentación: 5/5
  • Características: 4.5/5
  • Software: 4/5
  • General: 4/5
  • Comentario: Robusto, con sólido rango de software pero pequeños problemas de instalación.
Capturas de pantalla
Siguiente entrega: Debian GNU/Linux 2.1

No hay comentarios: