lunes, 9 de febrero de 2009

Linux 2000 IV: WinLinux 2000

El principal punto a favor de WinLinux es que podía ser instalado en un disco formateado para Windows sin necesidad de pelearse con el particionado. Basada en Slackware, se erigía como "la forma más fácil de instalar Linux en el mundo Windows". Gracias al sistema de ficheros UMSDOS, WinLinux utilizaba un directorio de Windows para almacenar los ficheros del sistema, si bien como contraprestación resultaba más lento que si se usaba una partición dedicada. Desde Windows 95 se ejecutaba un clásico SETUP.EXE que permitía escoger qué paquetes instalar, para después iniciar la copia al directorio elegido. De momento todo bien.

Una vez finalizado el instalado se lanza una herramienta de configuración... acompañada de un error. Después de descartarlo, aparecía una ventana de configuración en blanco, y si se pulsaban los botoes Atrás y Adelante surgían más errores, quedando Cancelar como única opción. Por desgracia, no se trataba de un problema limitado a nuestro sistema, sino que mucha gente se quejó en Internet de las mismas dificultades a la hora de utilizar los cuadros de diálogo. En la web de WinLinux, la sección de Actualizaciones y Soporte no ofrecía solución alguna. Ante la situación se envió un correo al equipo de soporte, esperando encontrar un remedio, pero no hubo respuesta.

Finalmente encontramos un enlace en la sección de FAQ a una herramienta actualizada de configuración. El motivo de que esto estuviese oculto en lugar de en un lugar destacado de la sección de Actualizaciones y Soporte es un misterio, pero bueno, al menos el resultado mejoró con la nueva utilidad de configuración, si bien solamente detectó el ratón. Ni rastro de las tarjetas de vídeo o sonido. Al inicial Linux, además, aparecieron varios mensajes de error relacionados con ciertos módulos del kernel.

WinLinux incluía el kernel 2.2.13, XFree86 3.3.5 y la librería glibc 2.1, bastante actualizado. El escritorio por defecto era KDE 1.1.2, bastante bien configurado y modificado por los desarrolladores para adaptarse a pantallas más pequeñas. Asimismo también se encontraba disponible FVWM. Entre otros programas, se suministraba GIMP 1.0.4 y Netscape Communicator 4.7, además del compilador egcs. Un conjunto interesante, al que se unían las diferentes herramientas multimedia y de Internet que venían con KDE.

A la hora de usarlo, las base Slackware convertía a WinLinux en un sistema sólido y potente. Además la herramienta de configuración de Slackware (invocada con "setup") era bastante completa, si bien no era mencionada en ningún punto de la reducida y mal redactada documentación. WinLinux estaba claramente dirigido a los novatos, pero toda esa serie de problemas durante la instalación y la falta de archivos de ayuda claros lo desaconsejaban totalmente.

Valoración de la distribución
  • Facilidad de uso: 2/5
  • Documentación: 1/5
  • Características: 3/5
  • Software: 3/5
  • General: 2/5
  • Comentario: Buen concepto venido a menos por los problemas de instalación y la pobre documentación.
Capturas de pantalla
Siguiente entrega: Red Hat 6.1

No hay comentarios: