lunes, 9 de febrero de 2009

Linux 2000 II: Corel Linux 1.0

Cuando Corel anunció que entraría en el mercado de las distribuciones Linux, la noticia fue acogida por la comunidad con esperanza y aprehensión al mismo tiempo. Pese a que estaba claro que ayudaría a mejorar la posición de Linux en el mercado, muchos pensaron que se corría el peligro de que se simplificase en exceso el sistema operativo. La compañía responsable de grandes éxitos como WordPerfect y CorelDRAW, había basado su distribución en la respetada Debian, estando dirigida a nuevos usuarios de Linux decididos a abandonar Windows.

El instalador gráfico de Corel fue bien recibido por los novatos en Linux así como por aquellos que procedían de Windows, contando con un proceso de configuración basado en cuadros de diálogo controlados con el ratón. Además de sobre todo el disco duro, podía instalarse directamente en un directorio de Windows. Sin embargo, el sistema se colgaba justo después de copiar los archivos, confirmándose después en los grupos de noticias de usuarios de Linux que éste era un problema bastante común. Según las páginas de soporte de la propia Corel, las dificultades se debían a problemas en las pruebas de hardware. Afortunadamente, los archivos quedaban copiados pese al fallo, siendo posible arrancar Corel Linux.

El escritorio de Corel se basaba en KDE con ciertas modificaciones y mejoras. El añadido más significativo era el Corel File Manager, parecido al Explorador de Windows, de forma que proporcionaba una interfaz familiar a los nuevos usuarios. Asimismo se incluía FVWM 95 como alternativa. La versión de XFree86 era la 3.3.5 y contaba también con GIMP 1.0.2, Netscape 4.7 y Adobe Acrobat Reader. Aunque se trataba de un amplio espectro de aplicaciones, se podían añadir software extra, si bien resultaba algo complicado ya que Corel Linux usaba paquetes .deb en lugar de los RPM comunes en el resto de distribuciones.

Aún así, circulaban bastantes paquetes Debian por ahí y si no siempre se podía utilizar la herramienta "alien" para convertir los RPM al formato nativo. Asimismo, los usuarios avanzados contaban con herramientas como el compilador GCC y el administrador de archivos Midnight Commander.

Parecía prometedora, demostrando que Corel había trabajado duro en varios puntos clave. La poca variedad convirtió en algo destacable la posibilidad de configurar la red y el servidor gráfico X desde el panel de control de KDE. Los usuarios más avanzados observaron limitaciones, y la gran cantidad de fallos de instalación con los que uno podía encontrarse no la hacían recomendable como primera opción-.

Valoración de la distribución
  • Facilidad de uso: 3/5
  • Documentación: 4/5
  • Características: 4/5
  • Software: 3/5
  • General: 3/5
  • Comentario: Tiene potencial, pero necesita trabajo por los problemas en el instalador.
Capturas de pantalla
Siguiente entrega: Definite Linux 7.0

No hay comentarios: