miércoles, 21 de enero de 2009

Mano biónica

Hoy me siento prolífico en cuanto a posts (debe ser para recuperar los días que estuve en el dique seco), así que ahí os dejo la traducción de un artículo de Richard Savill aparecido el 20 de enero de 2009 en la edición digital del diario inglés Daily Telegraph acerca de un estudiante que ha recibido una avanzada prótesis para sustituir su mano izquierda perdida en un accidente de tráfico.

Evan Reynolds ha vuelto a nacer gracias a una prótesis artificial completamente funcional.

El estudiante de Biología del Deporte en la University of the West of England (UWE) de Bristol fue la segunda persona en toda Gran Bretaña en recibir la avanzada mano i-LIMB (algo así como miembro inteligente).

Reynolds, de 19 años y de Haslemere, en el condado de Surrey, afirma que sólo le llevó unos minutos adaptarse al producto, controlado mediante las señales eléctricas nerviosas de los músculos de la parte del miembro que conserva.

La innovación reside en la posibilidad de controlar los cinco dedos de la mano de forma completamente independiente, lo que le permite utilizarla como cualquier otro ser humano para, por ejemplo, rodear un objeto con ella.

Este estudiante y además jugador de rugby, que soñaba con alistarse en el Ejército y asistir a la Academia Militar de Sandhurst, perdió su mano izquierda cuando, mientras un amigo lo llevaba en su coche de vuelta a casa, sufrieron un accidente de tráfico.

Estaba sentado en el asiento del acompañante con su mano apoyada en la ventanilla bajada cuando el coche deshizo un poste de madera a la salida del aparcamiento. Reynolds vio su mano amputada al instante.

Sus amigos le salvaron la vida aplicándole un torniquete para detener la hemorragia.

Comenta: "Fue algo desagradable. Quedé amputado en un segundo. Obviamente ya no podré alistarme en el Ejército".

El "i-Limb" ha sido desarrollado por la compañía escocesa Touch Bionics, empresa galardonada por su innovadora tecnología. El coste total incluyendo la mano y la intervención ronda las 30.000 libras (unos 32.000 euros)

El hermano mayor de Evan, Richard, vió un reportaje en televisión sobre el "i-LIMB" y decidió ponerse en contacto con los fabricantes.

En aquel momento la empresa aún trabajaba en un prototipo, pero tras varias pruebas y reuniones con especialistas en ortopedia, Reynolds fue intervenido implantándosele el "i-LIMB" en febrero de 2008.

Afirma: "Lo más sorprendente de todo esto es lo rápido que me adapté a él. La gente siempre me pregunta cómo cambió mi vida, pero tampoco tengo una respuesta exacta a eso". "Cada día doy las gracias cientos de veces, cada vez que puedo volver a hacer algo como pelar una patata, coger una pelota o agarrar una botella de agua". "Estoy increíblemente agradecido".

Añade: "Es tan sensible que puedo agarrar una botella de agua o un vaso de plástico sin aplastarlo, e incluso utilizar una raqueta. Todo lo que tengo que imaginar es que voy a recoger o agarrar algo y los dedos se moverán automáticamente".

Asimismo Reynolds dice que su discapacidad ni le impidió dejar de hacer deporte, su mayor pasión, ni destrozó su espíritu.

Sigue jugando al rugby, pero siempre se asegura de quitarse la costosa prótesis antes.

Comenta: "Me encanta el deporte, sigo jugando al rugby, al squash, pero me quito el "i-LIMB" primero".

Time Magazine incluyó al "i-LIMB" dentro de su lista de las principales 50 invenciones de 2008 y Touch Bionics recibió el Limbless Association's Prosthetic Product Innovation Award de 2008 por su producto. Los soldados estadounidenses mutilados en acto de servicio también se encuentran entre los receptores de la prótesis.

Aquí tenéis un vídeo (en inglés, 2:08 minutos) con el testimonio de Evan Reynolds.


No hay comentarios: